LA INFLUENCIA DE LOS COLORES EN NUESTRA VIDA

     ¿Te has puesto a pensar qué afortunados somos por el simple hecho de poder ver nuestro entorno? El don de la vista es maravilloso y poder percibir los colores es algo de lo muchos que debemos estar agradecidos.
Ahora bien, si los colores están presentes desde que abrimos los ojos por primera vez, sería interesante detenernos un poco a analizar la importancia que tienen en nuestro desarrollo ya que gracias a su influencia, hemos tomado decisiones y nuestras emociones se han visto afectadas por ellos.
     Pero antes de seguir, revisemos un poco de dónde provienen los colores.
Como todos sabemos, fue Newton quien descubrió que la Luz se descompone en diferentes longitudes de onda que podemos percibir como colores. Este sistema de "obtener" colores a través de la mezcla de luz de color, se llama Sistema Aditivo.
En éste, el color rojo es un color primario, junto con el verde y el azul. De la mezcla o adición de estos tres colores primarios, se obtienen los demás. Y si los mezclas todos, obtienes el blanco, o sea, la luz.


colores_primarios_rgbjpg


      El otro sistema para obtener colores se denomina Sistema Sustractivo. Los colores son el resultado de pigmentos. Aquí el cyan, el magenta y el amarillo, son los colores primarios y con su mezcla se obtienen los demás colores. En este caso los colores conforme se van mezclando, "sustraen" la luz porque se llega al negro.



aditivosjpg

     Ya que recordamos un poco, veamos ahora cómo han influido en nuestras vidas.
     El poder de los colores es tan fuerte que muchas decisiones que hemos tomado, están influenciadas por ellos, aún sin darnos cuenta.
     Creemos que todo lo razonamos pero no es verdad, la mayoría de las veces nuestras emociones se ven afectadas por los colores y por ende, nuestras decisiones. Esto lo saben muy bien los artistas plásticos, diseñadores, ilustradores y expertos en Marketing y Publicidad.
     Hay colores que nos estimulan el apetito, que nos hacen sentir alegres, confiados o tristes y melancólicos. Los hay también que nos alteran, nos ponen de malas o nos hacen sentir nerviosos.
     Esto sucede porque los colores están cargados de simbolismos. Nos remiten a una situación vivida anteriormente en nuestra infancia o adolescencia o inclusive a situaciones que, como raza humana, tenemos incrustadas en nuestra memoria ancestral. También hay razones psicológicas. Por ejemplo, personas con padecimientos de este tipo, pueden tener verdadero temor o rechazo a ciertos colores.
Así pues, el color rojo, nos remite a la sangre, al fuego.
El azul, al cielo, al mar.
El rosa a las flores y capullos.
El amarillo al sol, a la playa.
El naranja, a la niñez, a las travesuras.
El negro, a la noche... la muerte.
El morado, al atardecer.
     El poder de los colores radica en su influencia emocional.
     Más adelante en otra entrada, hablaremos de los colores y su influencia en la salud.
     Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos.
     ¿Y a ti? ¿Cómo te influyen los colores?